Nota Editorial: El trabajo artístico de Faibol experimenta con las superficies y sus formatos, la pared es una de las superficies más utilizadas por el artista cuencano . La serie que presentamos ahora es una obra que propone una conceptulización desde la creación de una técnica donde la consciencia política está latente, es por esto que se convierte en un llamado para la discusión sobre los espacios seguros y la violencia de género. Las fotografías exhibidas aquí muestran el resultado final de un proceso que nos invita a nunca olvidar los feminicidios. Los murales juegan con la abstracción y se ubican en espacios marginales, en la periferia. Estos lugares representan estructuras en desecho, solitarios y olvidados al igual que una bolsa de plástico.

*Todas las fotos fueron tomadas por el artista y el siguiente texto es su testimonio.

 

Esta serie empieza con un detonante: la noticia del feminicidio de las turistas argentinas en la playa de Montañita, al sur de la costa ecuatoriana. Estas muertes violentas son el gatillo que me llevan  a buscar una manera de honrar la vida y empezar una discusión sobre el abuso y la opresión desde el género. Descubrí que no deseaba pintar el horror ni lo innombrable, es por eso que recurrí a la abstracción, al espacio y al objeto, alejándome del arte urbano convencional.  Durante el proceso de trabajo hice un viaje por la costa ecuatoriana e intervine en lugares ubicados en las periferias de las ciudades, sitios abandonados, paredes alejadas, lugares poco transitados. Mediante el desplazamiento de grabado, utilice fundas plásticas como matriz. Este material, tan vacío de contenido, es el último cobijo que envuelve a los cuerpos de estas mujeres desaparecidas.

 

Durante el 2016  realicé aproximadamente 25 murales que son parte de una huella efímera en la ruta del sol:

 

pintura

 

costa

 

costa

 

costa

 

 

Faibol

 

Faibol


Revisa el trabajo pictórico de Pedro Álvarez Estrella (Faibol) aquí . 

 

Licencia de Creative Commons

Mapa del sitio - Estamos en Facebook // Instagram // Vimeo //                      © Rengelismo